lunes, julio 12, 2010

LA FAUNA SILVESTRE Y LOS CONFLICTOS CON EL HOMBRE

A pesar de que Nuevo León no es uno de los estados con mayor número de especies de flora y fauna en México, es innegable que nuestros ecosistemas tiene en gran medida un buen estado y salud, prueba de ello es la presencia de oso negro (Ursus americanus) en gran parte de la Sierra Madre Oriental, además de abundancia en otras especies como son el jabalí o pecarí (Tajacu tajacu), coyote (Canis latrans), gato montés (Lynx rufus), zorra gris (Urocyon cinereoargenteus), coatí o tejón (Nasua narica), cacomixtle (Bassariscus astutus), zorrillo (de los géneros Conepatus y Mephitis), entre muchas otras especies de fauna mayor y menor; otra faceta menos agradable de nuestra realidad, es el hecho de que las actividades humanas cada vez invaden en mayor grado a los hábitat naturales, sin duda alguna son el cambio de uso de suelo y el desarrollo inmobiliario los que afectan de manera más severa la integridad de los ecosistemas.

Fauna silvestre y conflictos con el humano I


Derivado de lo anterior es inevitable que la fauna silvestre entre en contacto cada vez más cercano y con más frecuencia con el hombre y la infraestructura que este desarrolla alrededor de su hábitat natural, es en este punto donde se comienza a crear conflictos prácticamente inevitables, en los cuales muchas veces el resultado es perjudicial para una de las partes, por lo general para la fauna silvestre. En muchos casos puede considerarse un privilegio el poder observar algún animal silvestre en las inmediaciones de nuestra vivienda o incluso dentro de la misma, ya sea una ardilla, un vendo o incluso un oso negro, sin embargo, este tipo de espectáculos muchas veces ciega al espectador de los problemas derivados de esta tipo de encuentros o cercanía con la fauna, los cuales pueden derivar de la transmisión de enfermedades atípicas para el humano, o la invasión de nuestras casas, o en raros casos el ataque (muchas veces en defensa propia) de una animal hacia el humano. La mayor parte de estos incidentes terminan en la reubicación de la fauna silvestre hacia sitios con menor densidad de población humana, sin embargo, en algunas ocasiones la muerte de ejemplares de fauna es inevitable, y aunque la mayor parte de estas muertes son derivadas de "accidentes" viales, es decir atropellos, en algunos casos es evidente que estos desenlaces trágicos son el resultado de interacciones más complejas entre un grupo de personas con diversas lineas de pensamiento y la fauna silvestre.

Fauna silvestre y conflictos con el humano V

Como ya se mención, es en verdad un privilegio contar con fauna silvestre en nuestro entorno cotidiano, con embargo, se debe de tener en cuenta que aun falta mucha educación y cultura en las personas para poder convivir a largo plazo con cualquier especie de fauna silvestre; tomemos en cuanta lo siguiente, uno de los principales factores por los cuales los animales silvestres se acercan a nosotros es en busca de comida, no porque esta les falte o les sea insuficiente en su hábitat natural, sino por que en el hombre encuentran una "comida fácil y continua", pocos se pueden resistir a "dar una probadita" nuestros alimentos a una ardilla, tener "un poco" de agua y maíz para un venado que se acerca a nuestra casa o rancho, en muchos casos alimentamos inconscientemente a la fauna silvestre al dar un mal manejo a nuestra basura o la comida para nuestras mascotas (perros la mayoría de las veces); este tipo de situaciones se ejemplifica de manera extrema en otros países como Estados Unidos y Canadá donde en algunos estados con alta densidad en las poblaciones de oso negro y oso grizzly, se advierte a la población humana de los peligros de tener cerca a estas especies y de proveer cualquier tipo de alimento, incluso en algunas campañas informativas se pueden leer frases como "Un oso alimentado es un oso muerto", haciendo referencia al hecho de que a largo plazo, un oso que se habitúa a la comida del humano terminará por exigirla de manera casi siempre violenta por lo que las autoridades tendrán que poner fin a su vida.

Fauna silvestre y conflictos con el humano II Fauna silvestre y conflictos con el humano III


Pasando a un ámbito local, tomemos el siguiente ejemplo, ¿que puede pasar? cuando una hembra de oso negro con dos crías, habituada en cierto grado a la comida del hombre (proveniente de un mal manejo de basura doméstica), convive por varios meses con una comunidad de personas que se ven maravillados por la presencia de estos animales e incluso ven con buenos ojos que estos carnívoros deambulen en el patio trasero de sus casas, la respuesta es la siguiente: una noche el trío de animales se alimentan de basura dispuesta frente a un domicilio, un perro ladra e intimida al grupo familiar, uno de los oseznos sube por error o ignorancia a un poste de luz con un transformador y recibe una descarga eléctrica que pone fin a su vida, el resto del grupo familiar continua con su rutina de alimentarse y transitar en las inmediaciones de las casas dentro de la colonia, la cual por cierto esta prácticamente inmersa en la Sierra Madre Oriental; una vez que suceden estos hechos, se hace un reporte por parte de los vecinos a las autoridades de los tres órdenes de gobierno (municipio, estado y federación), es al atender dicho reporte que uno puede notar la actitud de las personas hacia este tipo de situación, donde muchos de los comentarios hacia las autoridades van encaminados hacia: "Dejen a los animalitos en paz", "no los molesten", "no hacen nada", "aquí tienen mucho tiempo ya", "nosotros no tiramos basura"... aquí se presenta la gran disyuntiva, ¿se deja a los ejemplares en su sitio atendiendo a los gustos de las personas? o ¿se intenta ahuyentarlos lejos de las zonas pobladas para que no ocurran "accidentes" mayores?.

Fauna silvestre y conflictos con el humano IV

El desarrollo urbano y el cambio de uso de suelo son sucesos inevitables, o ¿acaso habrá que cerrar las fronteras de Nuevo León y no realizar ninguna construcción más?, es inevitable también el crecimiento y expansión de las poblaciones de fauna silvestre, el choque y convivencia entre el mundo silvestre y el urbano es un proceso que no se puede detener, puede ser que la verdadera respuesta esté en un cambio de actitud por parte de nosotros, tomar una verdadera conciencia respecto a la fauna silvestre, tenemos que dejar de ver a nuestra fauna como mascotas, como seres indefensos sin agua y sin alimento, la mejor protección que se le puede brindar es "darles espacio", mantener la mayor distancia posible entre ellos y nuestros bienes y productos (en especial la basura), si podemos aprender esta sencilla lección, tal vez sea posible una convivencia a largo plazo; al menos esta es mi humilde y sencilla opinión.

Fauna silvestre y conflictos con el humano VI

Share/Bookmark

5 comentarios:

Loco_Ver dijo...

Triste en verdad, hace falta que personas como ud. combatan con nuestra ignorancia, ya que en verdad no se que hacer en un encuentro con estos bellos animalitos.

Es duro ver a este cachorro y su triste desenlace, pero tampoco quiero ver a los mios en riesgo alguno.

Por aquí lo sigo leyendo Doc.

J. Gerardo dijo...

Excelente pieza para reflexión.... aunque la situación es bien clara: por mucho que queremos respetar la vida silvestre, la urbanización acaba con la ecología

Biol. Mané Salinas Rdz. dijo...

Educación intensiva a la ignorante población (unos les hacen daño por considerarlos animalitos mascotas y otros por considerarlos peligrosos, pero no deja de ser igual de dañino) y leyes mas severas para impedir los fraccionamientos cercanos a las áreas silvestres, eso solucionaría en gran parte la problemática considero yo...

Carlos "Aztekium" Velazco dijo...

Gracias a todos por sus comentarios, un saludo!

Residente del Sur dijo...

pieza interesante, gracias por compartirla. saludos.
http://misticeti.blogspot.com/